domingo, 29 de septiembre de 2013

Vergonzante detención del profesor Elmouth Castillo, “el de los huevos”.


La privación ilegal de la libertad por cerca de dos horas, la ausencia de cargos, la incomunicación  a que en ese lapso fue sometido, y la reclusión forzada en algún sitio indeterminado de palacio de gobierno del profesor Elmouth Castillo Sandoval son signos ominosos y un  mal augurio para la sociedad sudcaliforniana.

El procedimiento completo del que fue objeto el profesor Elmouth Castillo Sandoval parece más bien un secuestro exprés, propio de la delincuencia organizada, que un procedimiento legal de las autoridades responsables de vigilar el cumplimento de ley, y de cumplirlas ellas mismas antes que nadie.

Todo parece indicar que se trata de una vergonzosa revancha  del ejecutivo estatal contra el profesor Elmouth Castillo  Sandoval por haberse  atrevido, éste, a entregar al gobernador Marcos Covarrubias una cartera de huevos con lo que pretendía simbolizar la falta  de coraje de un gobernador que prefiere mantenerse en silencio o en franca connivencia con el gobierno federal antes que defender a sus maestros sudcalifornianos en esta arremetida brutal contra sus derechos sindicales, principalmente en lo que se refiere a la seguridad  en el empleo y a la vigencia de los derechos laborales que hasta hoy han ganando a pulso.

Todo parece indicar que el propósito de esta aberrante y abusiva acción es hacer saber a la ciudadanía sudcaliforniana que "quien se la hace al gobernador, la paga". La venganza contra los propios gobernados que reiteradamente han venido pidiendo la intervención del gobernante en su defensa, muestra el verdadero  tamaño de los pequeños déspotas que jamás debieron ocupar el sitio que hoy ocupan.

Tú,  ciudadano de Baja California Sur, a partir de hoy, con el legítimo derecho que te da el uso de la razón, puedes estar seguro de que  en nuestro estado el gobierno de BCS no está contigo. Se pretende que a partir de hoy las manifestaciones  ciudadanas solo sean de agradecimiento, de hurras  y de loas al gobernante; que no haya ninguna manifestación que descomponga su sonrisa, su correcta presencia y sus finos modales. Se pretende olvidar que el gobernante fue electo para defender, en primer lugar, los derechos de los sudcalifornianos, no para hacer causa común con el primero que venga a intentar limitarlos o eliminarlos.

Es una gran calamidad que el estado libre y soberano de Baja California Sur se haya quedado sin líder y que quien fuera electo para serlo se haya declarado derrotado sin siquiera intentar defender lo que a sus gobernados afecta o, peor  aún, que se haya convertido en represor y  cómplice de las abusivas medidas contra los trabajadores de la educación, escondidas  en esa mal llamada reforma educativa.

Es verdaderamente triste saber que el gobernante ha abandonado a sus profesores a su suerte. Pero más triste es saber que cuando se le conmina a reunirse con los afectados para que de viva voz conozca lo que de las propuestas federales les afecta, prefiera mantenerse alejado de ellos, en silencio o, de plano, dándoles escarmiento a los que le recuerdan que su obligación debería ser encabezar a los sudcalifornianos que están siendo afectados  desde las oficinas centrales de la capital de la República.

¿Nuestro gobernador sólo seguirá contando  los baches que ha reparado a causa de los daños ocasionados por las lluvias?



miércoles, 25 de septiembre de 2013

Salarios de los maestros, en riesgo.

La reforma hacendaria que Enrique Peña Nieto (EPN) ha enviado, para su aprobación, al Congreso de la Unión pone en grave riesgo tanto el sobre sueldo del 15% que reciben como compensación estatal los maestros de Baja California Sur como el 20% que, por las mismas razones, reciben los trabajadores administrativos, así como los sueldos y prestaciones de todos  los "trabajadores compensados" (trabajadores que no son considerados en la nómina de la SEP federal y que son "compensados" por el gobierno del estado).

En efecto, la reforma hacendaria propuesta por EPN contempla eliminar  el renglón financiero denominado Ramo 33 a través del cual, hasta hoy, el gobierno federal envía a los estados  de la República los recursos para que éstos solventen sus gastos en materias de educación y salud, principalmente. El fondo específico destinado  a  educación se le llama oficialmente  Fondo de Aportaciones para Educación Básica  y Normal (FAEB) y será eliminado de los recursos que ingresarán regularmente a las arcas de las entidades federativas.

El FAEB ya no llegará más a los estados. El pago de la nómina a los maestros  y  empleados administrativos lo hará directamente el gobierno federal mediante depósitos que serán hechos a una cuenta bancaria electrónica, individual, desde  la ciudad de México; y el sueldo depositado será solo el que hoy reconoce el gobierno federal en las plazas basificadas  con su anuencia. Es decir, quedarán fuera de este pago tanto los sobresueldos estatales como los salarios de los empleados "compensados".

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación  (ASF), el gobierno de BCS ha venido pagando los sobre sueldos estatales a los  maestros y trabajadores administrativos así como los sueldos y prestaciones a trabajadores compensados con recursos provenientes del FAEB, lo que los auditores han venido tipificando como manejo irregular y han solicitado que los montos de esa manera usados sean devueltos a la federación.

De acuerdo con el informe de la ASF, solo en 2011, el gobierno de BCS pagó más de 236 millones de pesos  de sobre sueldos estatales con recursos del FAEB. El gobierno del estado ya no contará más con ese caudal. ¿De dónde  irá a obtener esos montos si los casi 2 mil 400 millones de pesos que hoy recibe anualmente, para educación, ya no los tendrá  a partir de 2015?

Es inadmisible que los gobernadores de los estados guarden silencio cuando se les dice que la reforma propuesta obedece a la corrupción que prevalece en las entidades federativas al disponer irregularmente de los recursos que le son enviados por el gobierno federal. Tanto más absurdo nos parece este razonamiento cuánto más nos enteramos, a través de los informes de la ASF, de la verdadera tragedia financiera ocurrida en el Estado de México, cuando era su gobernador EPN, y el FAEB fue manejado irregularmente, solo en 2009,  por  casi 8 mil millones de pesos. 

¿Por qué no se escucha la voz de nuestro gobernador oponiéndose abiertamente a la abusiva medida propuesta por el gobierno federal que  afectará tanto a los trabajadores de la educación como a los padres de familia?

(La manera en que la reforma afectará  a los padres de familia, la trataremos en este mismo espacio en nuestra próxima publicación)


lunes, 16 de septiembre de 2013

Fondo para educación, en disputa

La reforma hacendaria planteada por el presidente Enrique Peña Nieto (EPN) despojará a los gobiernos de los estados del manejo de un gran fondo financiero destinado a la educación. Lo mismo sucederá en materia de salud, aunque hoy nuestras observaciones las circunscribiremos al sector educativo porque es a éste al que en esta coyuntura de reformas le ha llovido sobre mojado.

Hasta hoy, los gobiernos estatales tienen la responsabilidad de administrar los procesos educativos en sus estados, incluida en ellos la administración de los fondos públicos federales que se destinan a educación a través del conocido ramo 33 y de uno de sus fondos específicos cuyo nombre oficial es Fondo de Aportaciones para Educación Básica y Normal (FAEB).

La reforma fiscal recientemente enviada por EPN a los legisladores federales, para su aprobación, elimina dicho ramo 33, y con ello suprime a los gobiernos estatales como administradores de los recursos económicos y otorga al gobierno federal la potestad financiera, pero continúa recayendo en los estados la responsabilidad diaria de educar a sus niños y jóvenes.

En otras palabras, los estados libres y soberanos no serán, en materia educativa, sino meros peones del gobierno central, con lo que el federalismo recibe un duro golpe ante la perspectiva de volver a los viejos tiempos de control autoritario central -bajo presión financiera- de las entidades federativas.

El gobierno de EPN ha buscado que se filtre a los medios de comunicación la idea de que esta medida depredadora del federalismo en materia financiera-educativa, obedece al recurrente manejo irregular del Fondo de Aportaciones para Educación Básica por parte de los gobiernos estatales, lo que seguramente ha de ser verdad en muchos de los casos , pero la estrategia planteada parece no buscar corregir ni castigar los vicios de corrupción imperantes en las entidades federativas sino tener el arma financiera como un permanente medio de chantaje contra los gobiernos locales.

Bien harían los gobernadores de los estados en oponerse abierta y valientemente a esta medida con la que ellos, de ser aprobada, serán tratados como meros capataces que vigilarán sólo la observancia de buena conducta por parte de los educadores, tarea vergonzosa en un gobernante y denigrante para sus trabajadores.

En el caso de Baja California Sur, desafortunadamente, el gobernador Marcos Covarrubias se encuentra atado de manos para oponerse a las pretensiones del gobierno federal debido a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha encontrado que de las últimas tres revisiones practicadas a las entidades federativas, Baja California Sur ha sido uno de los estados en que se han encontrado las mayores irregularidades en el manejo del FAEB.

En efecto, de las últimas tres auditorías cuyos resultados ha dado a conocer la ASF, se sabe que de los 6 mil 902 millones de pesos que se recibieron para educación en los años de 2009 a 2011, 1 mil 843 millones fueron administrados fuera de la norma, es decir, el 26.7% de los recursos recibidos  fueron manejados irregularmente. En los tres años, el secretario de Finanzas ha sido el mismo que hoy lo es con Marcos Covarrubias y que antes lo fue con Narciso Agúndez Montaño: José Antonio Ramírez Gómez.

Nuestra opinión sobre las implicaciones que esta situación tiene para el estado y el magisterio sudcaliforniano la daremos a conocer en las próximas dos publicaciones en este mismo espacio.