miércoles, 30 de octubre de 2013

EPN y legisladores del PRI Y PRD hipotecan el país


El debate en torno al incremento al IVA en las franjas fronterizas logró que la propuesta de endeudamiento de EPN pasara desapercibida pese a la gravedad que su aprobación significa  para las finanzas  nacionales.

El gigantesco endeudamiento público por 610 mil millones de pesos, solicitado por EPN, fue aprobado sin ninguna, o casi  sin ninguna oposición por parte de los legisladores federales  de todos los partidos. Es más, ni en los  partidos de oposición ni en los medios de comunicación se dejaron oír  voces contra este hecho gravísimo para las finanzas públicas del país.

Los 610 mil millones de pesos  en que se endeudará el gobierno federal sólo en 2014, representan el 137% de la deuda pública general que las 32 entidades federativas del  país han acumulado en conjunto en toda su historia, la cual, según el informe  financiero de agosto de este año de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), hace un total de 443 mil millones de pesos.

Cuando se habla de estas sumas gigantescas de dinero,  no alcanzamos a distinguir sus verdaderas dimensiones.  Pero aunque no sea más que para expresarlo en otros términos, digamos que en 2014 el gobierno federal se endeudará en 1 mil 673 millones de pesos cada 24 horas. Y los legisladores ni parpadearon para aprobarlo.

El PAN se opuso a que el IVA fuera homologado al 16% en las zonas fronterizas, y aunque como fracción no se manifestó respecto al endeudamiento, sus senadores votaron en contra la Ley de Ingresos. En contraparte, hubo senadores del PRD que no se opusieron a la homologación del IVA ni, mucho menos, a la contratación de deuda por 610 mil millones de pesos con los que el gobierno federal cubrirá la diferencia que en 2014 habrá entre sus ingresos y sus gastos programados. De este tamaño será el hoyo financiero de las arcas públicas federales en 2014.

Y  para mayor burla del pueblo de México, en los próximos días será aprobada la reforma energética con la que se pretende dejar en manos de la iniciativa privada la industria petrolera, de la que PEMEX, sólo en 2012, ingresó a la SHCP  más de 900 mil millones de pesos. Por un lado endeudan sin recato al país,  y por el otro dejan sus  mayores fuentes de ingresos  en manos de compañías privadas, nacionales y extranjeras. ¡Y los diputados y senadores de todos los partidos ni se sonrojan siquiera!


miércoles, 9 de octubre de 2013

La verdadera disputa por el petróleo: 938 mil millones de pesos

No creo que haya un solo joven o adulto en el mundo que no sepa  que las empresas petroleras son las que ahora tienen  asegurados los mayores rendimientos financieros  entre las empresas de cualquier giro económico internacional.

¿Habrá alguien que desconozca que los inversionistas internacionales recorren el mundo  para agenciarse la propiedad de cualquier empresa petrolera  que enceguecida por algún tipo de embrutecimiento inexplicable desee deshacerse de sus activos?

No creo que ni siquiera en nuestro país haya un mexicano con su educación básica terminada  que pueda creer que privatizando la industria más rentable del mundo, la petrolera, se conseguirá que los  ingresos económicos de los  mexicanos  crezcan.

Pero para no hablar de obviedades  recurramos a los Estados de Resultados Consolidados de Pemex del año 2012, terminado el 31 de diciembre. En ese documento oficial se nos informa que los Rendimientos antes de impuestos, derechos y aprovechamientos  de la empresa fueron de 938 mil 782 millones de pesos. Es decir, las utilidades de un solo año de PEMEX  son mayores a 100 años el presupuesto del gobierno de BCS, el cual en 2013 es de apenas 9 mil 106 millones de pesos.

Esos 938 mil millones de pesos de utilidades de PEMEX son la verdadera disputa por el petróleo. O esa multimillonaria cantidad de dinero permanece en las arcas públicas, o se les entrega a los grandes empresarios por la vía de la privatización. No hay más. La disputa es esa.

 ¿Qué empresario honesto y en su sano juicio, con esos gigantescos rendimientos, pretendería privatizar la industria petrolera, en lugar de seguir obteniendo esas inmejorables utilidades? ¿Qué empresario honesto no invertiría, de esas utilidades, 30 mil millones de pesos en la construcción de al menos cuatro refinerías petroleras que se convertirían en una industria con una tremenda generación de empleos y serían la columna vertebral para un nuevo reimpulso de la industria nacional, además de que nos volveríamos autosuficientes en la producción de gasolinas y de otros muchos derivados del petróleo?

Repetimos, la verdadera disputa por el petróleo  son  esos 938 mil millones de pesos que constituyen la utilidad obtenida en 2012, y de la cual se entregaron   más de 901 mil millones de pesos a la SHCP. ¿Qué persona honrada  podría promover una intensa  campaña de desinformación  para  que sus ciudadanos den su aval para que tan terrible crimen financiero sea cometido contra  las arcas nacionales?

El gobierno federal ha implementado una infame campaña desinformativa. Entre su propaganda estupidizante  informa  que países como Cuba, Noruega, China  y Brasil han realizado reformas parecidas a las que hoy propone EPN, y como si dichas medidas fueran la panacea advierte que el único país que no ha realizado esas reformas es México. Esa propagan no es para el pueblo de México. Es para que un presidente de inatención aguda se aprenda de memoria esos comerciales y tenga algo que decir cuando la ocasión se le presente..

¿Sabrá EPN que Cuba tiene más de 50 años bloqueado económicamente por casi el mundo entero en obediencia a un mandato norteamericano, y que la industria cubana, por esa simple razón, no puede producir ni siquiera un simple automóvil en serie, mucho menos crear una industria petrolera propia?

¿Sabrán EPN y sus epígonos ignorantes que Noruega efectivamente  decidió privatizar el 30% de las acciones petroleras del  Estado debido a que desde el año 2000 saben que a partir de 20 o 30 años empezará la cuenta regresiva de  las reservas petroleras probadas de Noruega, y de que con esas ventas están creando un super fondo que cada año se incrementa de manera gigantesca para asegurarse de que cuando inevitablemente no puedan exportar petróleo tendrán los recursos para invertirlos en las áreas que sustituyan al recurso energético?. Actualmente el fondo es superior a los 500 mil millones de dólares y ese gobierno que es considerado el menos corrupto del mundo obtiene altos intereses por el financiamiento internacional al que dedica ese caudal.

¿Sabrá EPN y los ignorantes que repiten como loros los comerciales  que aturden al país,  que el ingreso  por persona  de China es  uno de los más bajos del mundo, incluso mucho más bajo que los de México? ¿Ese país de pobres, de inmensamente pobres, les parece un ejemplo a seguir a esos ignorantes?

¿Y creerán EPN y sus gañanes  que los brasileños que hoy por millones marchan por las calles, desempleados, empobrecidos y en medio de una gran ola de violencia, lo hacen vitoreando los resultados que la privatización parcial de la energía petrolera  trajo al desarrollo económico de Brasil?

Seguramente tiene razón quien dijo que los legisladores mexicanos que aprobarán la reforma energética  sin tener una idea de lo que están haciendo sólo se conforman con “aplaudir como focas” las propuestas que algunas empresas petroleras extranjeras  le hicieron a EPN.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Razones de los profesores para resistir, y las del gobernador para reprimir

Hoy, miércoles 2 de octubre,  hay un llamado a un paro nacional de maestros. En estos momentos desconocemos el éxito que dicho llamado haya podido alcanzar. Los profesores están jugando su última carta a la resistencia civil pacífica. Para ellos no hay mañana. Es ahora o nunca. O logran que la  Ley General del Servicio Profesional Docente  (LGSPD) sea abrogada, o los derechos laborales del gremio de trabajadores más grande de América Latina serán segados de la manera más brutal que se conozca.

La  tan llevada y traída reforma  no tiene una sola tilde relacionada con los asuntos  educativos. En ninguna de sus partes se habla de cambios para mejorar el contenido  o los modelos de enseñanza. Se habla única y exclusivamente de reformas laborales que de una forma clara perjudican amplia y evidentemente al sector magisterial.

Si el gremio de los maestros resulta derrotado y no es posible revertir la aplicación de la  Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), generaciones enteras del magisterio verán mermados sus ingresos, su seguridad en el empleo y su derecho a la libre asociación gremial. No sólo eso. Si el gremio de trabajadores más numeroso de México resulta derrotado, una a una de las organizaciones sindicales del país serán el blanco de nuevas reformas en perjuicio de los trabajadores.

La aplicación de la LGSPD desaparece los nombramientos de base para quienes ya lo tienen y para los de nuevo ingreso (Transitorio Octavo); permite la separación inmediata del servidor docente sin que haya la garantía de audiencia prevista en la legislación laboral(Artículo 70); se pierde la posibilidad de acudir a los tribunales laborales cuando se atropellen los derechos de los docentes, pues dichos tribunales son sustituidos por  tribunales administrativos que no tienen nada que ver con los asuntos obrero patronales( Artículo 84); los trabajadores docentes perderán la posibilidad de ser asistidos  por representantes sindicales en sus audiencias  con las autoridades de la Secretaría de Educación Pública y recibirán un trato individual con desconocimiento de su relación colectiva o grupal. 

Los educadores de México -los que llevaron a este país que en 1940 tenía más del 40% de su población analfabeta a este que hoy tiene el 7%- están amenazados.  La suerte  de más de 1 millón 200 mil trabajadores pende de un hilo.

Quien conozca  las razones por las que  los maestros de la SEP se manifiestan, y no se solidarice con ellos ni se indigne porque se pretenda quitarles derechos ya ganados, poco respeto se merece  a sí mismo al preferir alinearse a los deseos de los hombres más poderosos del país que son quienes están promoviendo estas reformas que lleven  a la reducción del gasto público en educación pero a cargo principalmente de los ingresos de los trabajadores del magisterio.
.
Si los maestros de BCS guardaban la esperanza de que su gobernador se convirtiera en su principal aliado en esta delicada amenaza contra el sector y sus familias, esa esperanza  hoy  está perdida.  Los acontecimientos del fin de semana muestran por sí mismos la decisión del gobernador de llegar hasta la represión si la oportunidad se le presenta.

Para hacer pública su opción por la represión,  nuestro gobernador ni siquiera tuvo la gentileza de dar a conocer su opinión en una reunión de trabajo con los opositores a la LGSPD, en alguna conferencia de prensa o mediante algún escrito dado a conocer  a través de  los diversos medios de comunicación. No. No utilizó ninguno de estos recursos de advertencia de uso normal entre gobernadores. Prefirió usar un procedimiento vergonzante, más propio de los grupos de delincuentes que de un gobernante en funciones: el secuestro o la retención forzada de un maestro cuyos detalles ya son muy conocidos como para repetirlos de nuevo en este espacio.

 Tal decisión, lejos de mostrar la valentía y la amplitud de criterio de un gobernador que tiene en sus manos grandes  atribuciones y un inmenso poder, ha mostrado a un gobernante de oscilante equilibrio emocional que encara  este  delicado tema más como un asunto de  revancha  personal que como uno institucional.

Pero  todavía no satisfechos con los desatinos cometidos, funcionarios del gobierno del estado, al intentar aclarar que no fue un secuestro el que se cometió contra el maestro que escribió consignas magisteriales con un plumón de agua en cristales de palacio de gobierno, insultan a su propia inteligencia cuando informan oficialmente que lo que se pretendía con la retención forzada del profesor era “orientarlo”.

¿Qué apoyo puede esperar el magisterio sudcaliforniano de los gobernantes que actúan de este modo  y de una clase política que guarda silencio?