miércoles, 12 de enero de 2011

Las prioridades de Narciso

400 millones de pesos para atender el problema del agua en todo BCS… y 1,500 millones para el Pabellón Cultural de Cabo San Lucas

El problema primigenio y que exige la más urgente solución en Baja California Sur es el del agua. Aquí, la precipitación pluvial anual promedio es de alrededor de 175 mm, mientras que el promedio nacional rebasa los 900, aunque hay estados, como el de Tabasco, donde la precipitación es superior a los 2,500 mm y regiones específicas que superan los 3,200.

La precipitación pluvial en nuestro estado es la más baja del país, y así seguirá siendo durante milenios. También nuestra ubicación geográfica permanecerá en la zona conocida como cinturón de desiertos. Modificar las condiciones geográficas, climáticas y meteorológicas no está en nuestras manos, pero lo que sí podemos hacer es adecuar las políticas públicas a las condiciones ambientales.

Durante 25 años, en el Valle de Santo Domingo se extrajo más agua que la que se recargaba en sus cuencas hidrológicas. A partir de 1985 fueron evidentes nuestros límites de disposición de agua y los problemas de salinización de los mantos acuíferos. Sólo la drástica reducción de áreas agrícolas, los cambios de productos y patrones de cultivo, así como la disminución de la población en el municipio de Comondú han hecho posible que, después de 25 años de vigilante esfuerzo, empiece a verse cierto equilibrio entre la recarga y la extracción de agua.

En el municipio de La Paz todas las cuencas hidrológicas son deficitarias: se extrae más agua que la que se recarga por lluvia, excepto la cuenca de Todos Santos, que todavía muestra cierto equilibrio. Y debe decirse de manera muy precisa que esas cuencas son deficitarias a pesar de que el ritmo de crecimiento de la población de La Paz todavía no es muy alto, sobre todo si se compara ese ritmo con las altas tasas de crecimiento que vienen aparejadas con los desarrollos empresariales, nacionales y extranjeros, orientados al turismo masivo.

Si a las condiciones naturales de nuestra entidad le añadimos los problemas que trae consigo un desarrollo económico que no toma en consideración la escasez de agua, el problema se vuelve mayor. Pero será más grave aún si, además, las políticas públicas no están orientadas realmente a volver más eficientes los sistemas operadores del agua potable, a mejorar la infraestructura de medición, a ampliar la cobertura de alcantarillado sanitario, a disminuir la sobreexplotación de los acuíferos y a promover la cultura del uso de ese recurso tan escaso en Baja California Sur.

En este marco de referencia, es sorprendente que el gobernador Narciso Agúndez publicite como un logro extraordinario el que el gobierno estatal, conjuntamente con el federal, haya destinado durante seis años 400 millones de pesos para el agua potable, es decir, 80 millones en promedio para cada municipio, lo que representa menos de 14 millones anuales.

Esos 400 millones que hoy machaconamente publicita el gobierno estatal, contrastan con la exagerada cantidad de 1,500 millones que se invierten en el Pabellón Cultural de Cabo San Lucas, según informó el propio gobernador en el acto inaugural de la primera etapa, que costó 350 millones y cuya construcción es responsabilidad de la empresa constructora de Luis Cano, empresario de reconocida amistad con el gobernador.

Realmente me parece absurda la jactancia por invertir 14 millones de pesos anuales en cada municipio para atender el problema más acuciante de BCS y que, en contraparte, se hayan programado 1,500 millones para la construcción de un Pabellón Cultural que nadie solicitó, que ninguna instancia gubernamental planeó, programó ni presupuestó y, para colmo, que ni siquiera fue aprobada por el Congreso del estado.

3 comentarios:

  1. AGUSTIN GUTTY COLLINS12 de enero de 2011, 18:57

    AMIGO JUAN LUIS CADA VEZ ME CONVENZO DE QUE ESTOS ERRORES ALARMANTES HICIERON QUE MUCH@S TOMARAMOS OTRAS ALTRNATIVAS, PERO ME SIENTO A GUSTO Y MIENTRAS MI PRINCIPIOS DE SERVIR HACER LO QUE CREO ES JUSTO ,PUES ASI SEGUIRE. COM O ES POSIBLE QUE NO SE LE DE PRIORIDAD AL H2O Y MAS A UNA OBRA NO PRIORITARIA PARA EL EDO SERIA MUCHO MAS SANO Y REDITUABLE PARA EL EL IMPULSO SOCIAL ESA INVERSION PARA EL IMPULZO A FOMENTAR EL EMPLEO....GRACIAS AMIGO

    ResponderEliminar
  2. Interesante nota Juan Luis, y ahora por si no lo sabias te dejo este link ya que nuestro carisimo Pabellon Cultural, es una replica de la Casa de musica de Portugal
    http://es.wikipedia.org/wiki/Casa_da_Musica

    Ni siquiera con los millones que se gastaron pudieron hacer algo unico y original.

    ResponderEliminar
  3. No me digas!! Incluso se alardeó mucho de la originalidad del edificio y de que quienes hicieron el proyecto fueron los mismos que diseñaron la terminal 2 del aeropuerto de ciudad de México.Aunque esto último no es realmente algo de lo que alguien que conozca dicha terminal pueda vanagloriarse. !!Que decepción!!

    ResponderEliminar