martes, 25 de enero de 2011

Las traiciones de Narciso Agúndez

La traición de Narciso Agúndez Montaño a los principios básicos de un partido de izquierda y de un gobierno progresista, ya está siendo ampliamente reconocida y empezará a ser documentada; pero la gigantesca deuda pública, el escamoteo de la rendición de cuentas y la falta de transparencia en el ejercicio gubernamental tendrán efectos perniciosos y de largo plazo en la función pública de Baja California Sur.

Con el exagerado crecimiento de los pasivos se ha hipotecado la posibilidad de promover un desarrollo económico ordenado, porque una gran parte de los esfuerzos de las próximas administraciones se orientará a tratar de pagar el desastroso endeudamiento de los gobiernos municipales y del estado.

Cuantiosos recursos federales asignados originalmente a programas de desarrollo regional en la entidad, fueron destinados unilateralmente por Agúndez Montaño a las obras del controvertido e inacabable par vial de Cabo San Lucas, así como al bizarro Pabellón Cultural (en el que inicialmente se invirtieron más de 319 millones de pesos), según información proporcionada por el propio gobernador al Congreso en octubre de 2009, cuando pedía autorización para ampliar el presupuesto. Además , en la inauguración de la primera fase del pabellón, Narciso informó que a la cantidad inicial invertida se le añadirían más de 1,000 millones de pesos en las siguientes etapas.

La felonía mayor de Agúndez en contra de los habitantes de los municipios de BCS fue haber dejado que los ayuntamientos adquirieran deudas por alrededor de 400 millones de pesos en 2009, en que el gobierno estatal registró los ingresos anuales más altos de la historia al conseguir una ampliación presupuestal, aprobada por el Legislativo, superior a los 1,460 millones de pesos, además de una línea de crédito de por lo menos un mil millones, según datos de Fitch Ratings, calificadora financiera contratada por el mismo gobierno.

A pesar de contar con abundantes recursos extraordinarios, Agúndez permitió que los ayuntamientos se endeudaran en lugar de apoyarlos, precisamente en ese año de severa crisis económica cuyos efectos más devastadores se extendieron hasta 2010 y que todavía hoy, a principios de 2011, hace sentir su nocivo impacto, a grado tal que los trabajadores de los ayuntamientos se han visto obligados a parar labores como una medida de presión para que les sean pagados a cabalidad sus salarios, de manera similar a como la semana pasada protestaron los trabajadores del Instituto Tecnológico de Los Cabos, de los Colegios de Bachilleres del estado y de algunas áreas de la procuraduría de justicia.

Pero la traición de Narciso a los principios básicos de toda administración pública ordenada será pagada por el propio PRD, que, en vez de llamar a cuentas a un gobernador desaforado en la conducción de las finanzas públicas, decidió guardar silencio confiando en que los ciudadanos no alcanzarían a percatarse de las anomalías perpetradas por su gobernante.

En el pecado se llevará la penitencia, y las destructivas secuelas tanto del desaseo en los manejos financieros como de la complacencia de los dirigentes del PRD se manifestarán, sin duda, en las elecciones del próximo 6 de febrero.

6 comentarios:

  1. Narciso Agundez traiciona al PRD y a la izquierda, al no entregar a tiempo los recursos economicos para el pago de salarios y prestaciones a los trabajadores del Municipio de Comondú y Mulegé. El recurso ya estaba presupuestado. Recuerden el prestamo de 1300 millones de pesos ¿donde quedo? Lo que muchos pensaban era que era para apoyar a Luis Armando, pero no fue así, lo sacrifico y Narciso se quedo con la lana.

    ResponderEliminar
  2. Respetado Anónimo:
    Lo que sí es seguro respecto al destino de los fondos públicos provenientes de esos créditos, es que no aparecieron en las leyes de ingresos del 2009, 2010 ni 2011.

    Agradezco mucho el comentario.Saludos!

    ResponderEliminar
  3. lo que es claro de ver y leer,es que cada que termina un gobierno,llamese el que sea, salen los trapitos al sol.

    lo que el pueblonos preguntamos es:
    porque esperarse hasta que son tiempos de elecciones y no sacarlos en elmomento que se puede detener o ventilar. soy una señora ya de avanzada edad, pero cansada de ver la misma pelicula.

    ojala y el gobierno entrante valore lo que se debe de conservar o salvar y no jale parejo y haga elmismo daño que hacen todos los gobiernos y les gane el nepotismo. suerte

    ResponderEliminar
  4. Respetada señora de avanzada edad:
    Tiene usted razón en lamentar que sólo sea en tiempos electorales cuando se conocen fallas de la administración pública.Comparto también su idea de que los más correcto sería tratar de evitar tales fallas.

    Personalmente, este servidor de usted, quien es miembro activo del PRD,trató de evitar desde 2008, que un crédito de gobierno por más de 1,300 millones de pesos se consumara. Al año siguiente, 2009, cuando el crédito ya se había autorizado por el congreso pero todavía no era confirmada públicamente su contratación, traté en dos reuniónes del consejo politico del PRD, con asistencia mayor a 50 consejeros, incluído el propio gobernador, de convencer a ese organismo colegiado que sería catastrófico tal crédito, así como el gasto multimillonario en el pabellón cultural en el año preciso de la más virulenta crisis económica. Me da pena recordarlo: no hubo una sola voz que hiciera aprecio.

    En esa reunión estuvo además del gobernador, el actual secretario de SEP, Omar castro, Leonel Cota, Victor Castro, Luis Armando Díaz, Marcos Covarrubias, Alicia meza,Ricardo Gerardo, Ramiro Serna,Pedro Osuna,etc.:todos guardaron silencio. Tiene usted razón, es lamentable que sólo en tiempos electorales puedan ser conocidos tan grandes males.

    ResponderEliminar