miércoles, 9 de octubre de 2013

La verdadera disputa por el petróleo: 938 mil millones de pesos

No creo que haya un solo joven o adulto en el mundo que no sepa  que las empresas petroleras son las que ahora tienen  asegurados los mayores rendimientos financieros  entre las empresas de cualquier giro económico internacional.

¿Habrá alguien que desconozca que los inversionistas internacionales recorren el mundo  para agenciarse la propiedad de cualquier empresa petrolera  que enceguecida por algún tipo de embrutecimiento inexplicable desee deshacerse de sus activos?

No creo que ni siquiera en nuestro país haya un mexicano con su educación básica terminada  que pueda creer que privatizando la industria más rentable del mundo, la petrolera, se conseguirá que los  ingresos económicos de los  mexicanos  crezcan.

Pero para no hablar de obviedades  recurramos a los Estados de Resultados Consolidados de Pemex del año 2012, terminado el 31 de diciembre. En ese documento oficial se nos informa que los Rendimientos antes de impuestos, derechos y aprovechamientos  de la empresa fueron de 938 mil 782 millones de pesos. Es decir, las utilidades de un solo año de PEMEX  son mayores a 100 años el presupuesto del gobierno de BCS, el cual en 2013 es de apenas 9 mil 106 millones de pesos.

Esos 938 mil millones de pesos de utilidades de PEMEX son la verdadera disputa por el petróleo. O esa multimillonaria cantidad de dinero permanece en las arcas públicas, o se les entrega a los grandes empresarios por la vía de la privatización. No hay más. La disputa es esa.

 ¿Qué empresario honesto y en su sano juicio, con esos gigantescos rendimientos, pretendería privatizar la industria petrolera, en lugar de seguir obteniendo esas inmejorables utilidades? ¿Qué empresario honesto no invertiría, de esas utilidades, 30 mil millones de pesos en la construcción de al menos cuatro refinerías petroleras que se convertirían en una industria con una tremenda generación de empleos y serían la columna vertebral para un nuevo reimpulso de la industria nacional, además de que nos volveríamos autosuficientes en la producción de gasolinas y de otros muchos derivados del petróleo?

Repetimos, la verdadera disputa por el petróleo  son  esos 938 mil millones de pesos que constituyen la utilidad obtenida en 2012, y de la cual se entregaron   más de 901 mil millones de pesos a la SHCP. ¿Qué persona honrada  podría promover una intensa  campaña de desinformación  para  que sus ciudadanos den su aval para que tan terrible crimen financiero sea cometido contra  las arcas nacionales?

El gobierno federal ha implementado una infame campaña desinformativa. Entre su propaganda estupidizante  informa  que países como Cuba, Noruega, China  y Brasil han realizado reformas parecidas a las que hoy propone EPN, y como si dichas medidas fueran la panacea advierte que el único país que no ha realizado esas reformas es México. Esa propagan no es para el pueblo de México. Es para que un presidente de inatención aguda se aprenda de memoria esos comerciales y tenga algo que decir cuando la ocasión se le presente..

¿Sabrá EPN que Cuba tiene más de 50 años bloqueado económicamente por casi el mundo entero en obediencia a un mandato norteamericano, y que la industria cubana, por esa simple razón, no puede producir ni siquiera un simple automóvil en serie, mucho menos crear una industria petrolera propia?

¿Sabrán EPN y sus epígonos ignorantes que Noruega efectivamente  decidió privatizar el 30% de las acciones petroleras del  Estado debido a que desde el año 2000 saben que a partir de 20 o 30 años empezará la cuenta regresiva de  las reservas petroleras probadas de Noruega, y de que con esas ventas están creando un super fondo que cada año se incrementa de manera gigantesca para asegurarse de que cuando inevitablemente no puedan exportar petróleo tendrán los recursos para invertirlos en las áreas que sustituyan al recurso energético?. Actualmente el fondo es superior a los 500 mil millones de dólares y ese gobierno que es considerado el menos corrupto del mundo obtiene altos intereses por el financiamiento internacional al que dedica ese caudal.

¿Sabrá EPN y los ignorantes que repiten como loros los comerciales  que aturden al país,  que el ingreso  por persona  de China es  uno de los más bajos del mundo, incluso mucho más bajo que los de México? ¿Ese país de pobres, de inmensamente pobres, les parece un ejemplo a seguir a esos ignorantes?

¿Y creerán EPN y sus gañanes  que los brasileños que hoy por millones marchan por las calles, desempleados, empobrecidos y en medio de una gran ola de violencia, lo hacen vitoreando los resultados que la privatización parcial de la energía petrolera  trajo al desarrollo económico de Brasil?

Seguramente tiene razón quien dijo que los legisladores mexicanos que aprobarán la reforma energética  sin tener una idea de lo que están haciendo sólo se conforman con “aplaudir como focas” las propuestas que algunas empresas petroleras extranjeras  le hicieron a EPN.


2 comentarios:

  1. Buen día maestro… Que persona tan activa en las redes sociales, es mucho lo que hay que decir o mucho el vicio por "la internet o el internet".

    Sin embargo, creo que si hay personas que creen que la privatización es el medio, desde tiempos inmemoriales se viene haciendo un énfasis decisivo en la "propiedad" como elemento de desarrollo, de egoísmo, de solvencia, de fuente de riqueza y progreso. El que no posee, el que no paga por un bien, es un incivilizado, ya que hay que pagar por diversos servicios para poder participar de la modernidad, ya que la gratuidad se ha abandonado, por la privatización y lo que es gratis ha dejado de ser valorado para contrastarlo indiscriminadamente con lo comprado y desechable. Le pongo un ejemplo, lo gratis se ha abandonado, son pocas personas que disfrutan de una sana amistad y esta es gratis, son muchas las personas que desechan el amor por ser gratis y prefieren comprarlo con otros intereses. Otro ejemplo más apegado a mi profesión ¿qué educación es mejor la pública o privada? yo le contestaría por supuesto que la pública, pero muchos padres de familia se reservarían mi misma opinión y si muchos pudieran pagarían por una educación privada.

    La privatización es el supuesto "progreso", "la modernidad", "el desarrollo" y muchas otras cosas más que nos han vendido en los medios masivos. Es triste agonizar en una modernidad excluyente que te "regala" el éxito según tu capacidad de compra.

    Con ello termino, por lo tanto, yo si creo que halla personas que piensen que la privatización es el progreso, yo no lo veo así. La comunidad tiene que transformar al hombre y mujer en un ser abierto a lo inesperado, sin miedo y que pueda derrumbar las bardas y muros que hemos creado alrededor de nosotros mismos, a veces, abstractos, a veces tangibles, siempre por temor a lo diferente.

    Saludos y buen día.

    ResponderEliminar
  2. En este caso Daniel, la privatización implica que el presupuesto público ya no tendrá las utilidades que ahora tiene PEMEX. El presupuesto de egresos de la federación (PEF)se verá mermado drásticamente. Y muy posiblemente la áreas en que se disminuya el presupuesto sean las de educación y salud. Tal vez los salarios y prestaciones de los trabajadores sean los que se reduzcan. Para empezar, este año se ha decidido que se recortarán 4 mil millones e pesos en cultura. Mal augurio para la educación!

    ResponderEliminar