viernes, 25 de noviembre de 2011

Los diputados del PRI, PRD y PANAL quieren imponerse

Los diputados del PRI, PRD y PANAL son mayoría relativa en el Congreso del Estado, lo que les da valor para reclamar que se respete el endeudamiento gigantesco que ellos aprobaron a los municipios de La Paz y de Los Cabos en una sesión irregular el anterior jueves 17 de noviembre. Pareciera que junto a la exigencia de respeto a su derecho de mayoría, también dijeran:

-Somos mayoría en el congreso, y eso nos da derecho a endeudar a los municipios hasta donde a nosotros se nos antoje.

- Somos mayoría, y nosotros podemos cuadriplicar en solo un año la deuda acumulada por otras administraciones en más de treinta años.

-Somos mayoría, y no necesitamos probar que el destino de la deuda se gastará honrada y eficientemente.

-Somos mayoría, y eso nos da derecho a gastar anticipadamente los ingresos de las siguientes generaciones de sudcalifornianos.

- Somos mayoría, y podemos eludir el cumplimiento de la ley en el congreso.

-Somos mayoría, y podemos llevar a las reuniones del congreso a los funcionarios municipales para que ahuyenten a los opositores al endeudamiento.

-Somos mayoría, y antes votamos contra una reforma a la Ley de Coordinación Fiscal que daba más recursos a los municipios.

-Somos mayoría, y ya aprobamos, también anteriormente, la Ley de Tenencia Vehicular que igualmente afecta al bolsillo de los ciudadanos.

-Somos mayoría, y podemos deshacer lo que antes hicimos en acuerdo con el PAN y el gobierno. Podemos votar a favor de las reformas a la Ley de Coordinación Fiscal que da más recursos a los municipios, y podemos votar para que sea derogada la Ley de Tenencia Vehicular.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Los diputados fingen ignorancia respecto a la deuda

Los diputados complacientes con el endeudamiento, fingen no saber que las autoridades de los municipios de La Paz y Los Cabos pretenden, en un solo año, multiplicar por cuatro la deuda pública que hasta hoy se ha acumulado en 39 y 30 años, respectivamente.

Los diputados del PRI, PRD y PANAL fingen no conocer los datos que prueban que la deuda para las administraciones futuras será inmanejable. Pretenden pasar por ignorantes en materia financiera y hacer como que desconocen que si los municipios hoy no pueden pagar la nómina, menos podrán pagarla cuando se deba el cuádruple de lo que hoy se debe.

Los diputados desesperados por endeudarse, simulan no saber que el Municipio de Los Cabos está apenas elaborando sobre las rodillas los supuestos proyectos de inversión con los que se pretende justificar el destino de la deuda.

Los diputados del PRD, PRI y PANAL fingen no conocer el verdadero caos de la información financiera que el Municipio de La Paz les ha presentado para justificar su solicitud de endeudamiento. Ha presentado tres proyectos distintos, con montos distintos y todavía no ha dicho cuál de ellos es el que desea que se apruebe.

Los diputados que dicen estar sólo preocupados por el dinero que los municipios necesitan, fingen no saber que el municipio de La Paz presentó un plan de pagos del crédito por 315 millones de pesos, a 20 años, inflado en la suma total a pagar en más de 150 millones de pesos. Fingen no saber el origen del error del cálculo ni el destino que tendrían esos 150 millones de pesos de pago sobredimensionado.

Los diputados que irregularmente aprobaron el endeudamiento a los gobiernos municipales que son gobernados por los partidos a los que ellos pertenecen, simulan no saber que el Municipio de Los Cabos no tiene ninguna calificación de ninguna empresa financiera sobre su capacidad de pago. Y simulan también, no saber que la calificadora Fitch Ratings otorgó observación Negativa a la capacidad crediticia del Municipio de La Paz.

martes, 22 de noviembre de 2011

La grotesca solicitud de crédito del Municipio de La Paz




El H. Ayuntamiento de La Paz ha presentado al Congreso del Estado tres expedientes distintos para que se le autorice tanto una reestructuración de deuda como la contratación de crédito nuevo. En los tres casos, los montos de los créditos a considerar son diferentes.

El primer expediente habla de un crédito por 462 millones de pesos; el segundo, por 315 millones, y el tercero, por 376 millones. ¿Cuál será el verdadero? ¿Cuál votaron los diputados?

Yo sé, amigos lectores, que la información financiera no es fácil de leer para quien no se dedica profesionalmente a esta actividad. Pero tampoco es imposible hacerlo. Sólo se necesita un poco de paciencia y cierta disposición de ánimo y voluntad para comprender de lo que algunos políticos desearían que los ciudadanos no fuéramos capaces de opinar.

En el primer expediente, el H. XIV Ayuntamiento solicita que se le autorice la contratación de un crédito total por 462 millones 600 mil pesos. En este documento se explica que la operación financiera se contrataría a un plazo de 30 años, y vagamente manifiesta que las condiciones crediticias serán las mejores existentes actualmente en el sistema bancario mexicano. No se presentan tasa de interés específica, costo de fianzas, de comisión por apertura, de calificaciones de financiamiento, etc. Es un expediente que evidentemente carece de todo, excepto de las ganas de que sea aprobado un crédito que multiplicaría por cuatro los 115 millones de pesos que es la deuda pública total que hasta hoy se ha acumulado en casi cuarenta años de las administraciones municipales que han gobernado desde 1972 hasta hoy.

En el segundo expediente, el gobierno municipal explica que el crédito solicitado es por 315 millones de pesos, de los cuales 115 millones se destinarían a reestructurar la deuda y los restantes 200 millones serían de endeudamiento nuevo. En este documento se presenta un calendario de pagos, a 20 años, y a una tasa de interés que no la específica, pero que por el rango referido hace suponer que sea menor al 7%. La suma general de los pagos en los 20 años que describe es mayor a los 746 millones de pesos . Esta es una cantidad exorbitante, que rebasaría en alrededor de 150 millones de pesos cualquier cálculo que hiciera cualquier institución financiera con esos monto, tasa de interés y plazo del crédito. En otras palabras, el pago que el H. Ayuntamiento de La Paz haría en estas condiciones, está inflado en 150 millones de pesos. Sobre la razón de este sobredimensionamiento de los pagos, es algo de lo que personalmente no puedo opinar.

El tercer expediente que el gobierno municipal de La Paz presentó al congreso estatal difiere, como ya dijimos, de los dos anteriores. Aquí, la propuesta de endeudamiento es poco mayor a los 376 millones de pesos. Se presenta un calendario de pagos con una deuda inicial de 353 millones 498 mil 090 pesos y se específica una tasa de interés del 6.8%, a un plazo de 20 años, pero se presenta el calendario sólo de 18 años. El monto total a pagar descrito es por 650 millones 791 mil 727 pesos.

¿Cuál de las tres propuestas aprobaron el jueves los diputados del PRI, PRD Y PANAL?

¿Sería la primera, la de 462 millones de pesos, de los que los funcionarios municipales no explican absolutamente nada de su forma de pago, de la obtención de los recursos para liquidarlo, de las condiciones financieras, de los supuestos proyectos de inversión que atendería, etc.?

¿Aprobarían la segunda propuesta, la que infla en 150 millones de pesos el pago total del crédito a 20 años?

¿Aprobarían la tercera opción, la que tiene un monto de crédito mayor que la segunda pero que el pago total sería menor a la misma casi en 100 millones?


¿Qué congreso, qué diputados, que se precien de ser serios, podrían aprobar todas estas pifias, por decir lo menos?

jueves, 17 de noviembre de 2011

En complicidad, diputados priístas y perredistas aprueban endeudamiento

Desde el mes de octubre se supo que los presidentes de los dos municipios más grandes de BCS acudirían a la banca privada para contratar alguna linea de crédito que les fuera útil para lograr mejores condiciones de pago de su deuda histórica.

sábado, 12 de noviembre de 2011

La familia, los valores, la campaña mediática y la corrupción

De nuevo, estos días, los diarios locales continúan publicitando profusamente las declaraciones que el gobernador Marcos Covarrubias y sus funcionarios más cercanos han vertido en torno a los valores, la integración familiar y la salvación de la sociedad.